Sainte-Chapelle (Capilla Santa) en Paris

La Sainte-Chapelle (Capilla Santa) en Paris,

se encuentra en la isla de la ciudad (Île de la Cité), anexo al Palacio de Justicia, que fue la residencia y sede del poder de los reyes de Francia entre los siglos X y XIV. Fue construido entre 1242 y 1248, a petición del rey Luis IX, con el fin de albergar las reliquias de la Pasión, especialmente la Corona de Espinas de Cristo.

En los posteriores años, numerosas reliquias provenientes de diferentes lugares fueron llegando, aumentando aún más la colección de la capilla. La Sainte-Chapelle fue consagrada en el mismo año de la finalización de su obra por el Papa de la época, especialmente la alta Capilla, la Capilla Real y el espacio para la exposición de las reliquias. La capilla baja, dedicada a la Virgen María, fue consagrada por el arzobispo de Bourges.

La Santa Capilla y la revolución

En el período de la Revolución Francesa la Sainte-Chapelle sufrió muchas degradaciones, sobretodo en el mobiliario, como la desaparición de las sillas del coro y el púlpito, y reliquias, que fueron separados. Ya en 1846 y en los años siguientes a la Sainte-Chapelle se le sometió a una restauración, lo que pudo devolverle todo su esplendor.

La capilla inferior está dedicada a la Virgen María, que posee una imagen que se encuentra justo al lado de la puerta de entrada. En la capilla mayor, la arquitectura gótica atrae la atención de todo aquel que la ve. Debido a su importancia, esta parte de la capilla recibió más cuidado por parte de los arquitectos, escultores y pintores, pues allí se guardarían las reliquias.

Además de la hermosa arquitectura, los vitrales también contribuyeron a que la Sainte-Chapelle se convirtiera en un lugar tan admirado. En total, 600 metros cuadrados de vitrales, es considerado el más completo conjunto de arte vitral del siglo XIII. Cuentan la historia de la humanidad desde su creación hasta su salvación por medio de Jesucristo, según lo escrito en la Biblia.

Los vitrales tuvieron que ser totalmente restaurados en el siglo XIX al igual que toda la edificación. Actualmente, la Sainte-Chapelle y la prisión anexa al Palacio de Justicia son los únicos espacios abiertos para el público. Esta Capilla es sin duda un lugar muy especial que podrá conocer con toda la comodidad y seguridad con Mi Paris.

Posted in Transfers & Traslados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*