Cabarets de Paris: una experiencia increíble!

Cabarets de Paris: una experiencia increíble!

Es cierto que cada persona tiene sus preferencias, pero hay que admitir que los cabarets de París son posiblemente los mejores y con más encanto del mundo. Entre los que más se destacan y han ayudado a lo largo de los años a construir esa imagen nocturna de la Ciudad de la Luz podemos destacar el Lido, el Moulin Rouge, el Crazy Horse y el Paradis Latin. Conozca un poco más acerca de estos lugares increíbles, y así disfrutar intensamente de la noche parisina!

Cabarets de Paris

El Moulin Rouge es conocido por ser el más tradicional y el más famoso, siempre haciendo referencia a la bella época francesa. La decoración de la sala y el show llamaran su atención de forma inmediata. Su fachada es tan conocida como su espectáculo, y es mundialmente famosa al ser fotografiada por los turistas a toda hora. El Crazy Horse posee un espectáculo más sensual con strip trease, entre otras presentaciones que le dan el título de ser el más picante, siempre con un espectáculo de calidad y belleza.

El Lido es más conocido por el glamour, principalmente por su ubicación en los Campos Elíseos, la avenida más famosa del mundo. Y no defrauda al público en absoluto, siguiendo fielmente lo que tiene que ser. Sus escenarios son de una belleza increíble! El Paradis Latin cuenta con un espectáculo más variado, es el cabaret más antiguo de Paris, su sala tiene una elegante decoración y es de resaltar su increíble historia de superación en los momentos difíciles al ser casi totalmente destruido. Tenga en cuenta que su espectáculo ocurre sólo una vez por noche, lo que le permite poder quedarse tranquilamente en la sala mientras cena, incluso después del espectáculo.

Tenga en cuenta que Mi Paris lo lleva con comodidad y seguridad a los mejores cabarets de París y otros lugares increíbles en Francia. Tenemos servicios para todos los gustos!

Parque de La Villette: atracciones para toda clase de púublicos

El Parque de la Villette es sin lugar a dudas uno de los lugares más populares en los períodos cálidos de París, principalmente para los niños que cuentan con diversas actividades diseñadas especialmente para ellos. El parque tiene más de un kilómetro de largo y setecientos metros de ancho, dentro de las cuales además se encuentran, el Museo de Ciencia e Industria, la ciudad de la música, teatros y espacios para conciertos, entre otros.

Parque de la Villette: atracciones para todos los públicos

Fue construido como parte de un acuerdo internacional entre 1982 y 1983, con el objetivo de revitalizar los terrenos abandonados del mercado de carne y el matadero. El responsable del proyecto ganador fue Bernard Tschumi, que impresionó y convenció a todos, entre los más de 470 proyectos, al mostrarse diferente a la mentalidad tradicional que tenían los demás proyectos. A diferencia de lo más común, que era ver el paisaje y la naturaleza como fuerzas dominantes, él se imaginó el Parque de la Villette como un lugar de cultura donde lo natural y lo artificial se mezclan, proporcionando una reconfiguración y descubrimiento constante.

Si quiere pasar un día entero de descanso, éste es uno de los lugares más apropiados de París porque sus grandes áreas verdes permiten esto con comodidad y seguridad. Es el lugar ideal para hacer un picnic, sentarse en la hierba a hablar con los amigos o dejar que los niños (de todas las edades) jueguen al aire libre.

Pero si lo que busca es la agitación, también lo encontrará allí. Son bastante frecuentes las atracciones culturales en el parque, con una programación que satisface a toda clase de públicos. Podrá encontrar conciertos de jazz, world music, electrónica, clásica, pop, contemporáneo y rock, además de un circo contemporáneo, exposiciones, teatro, danza y el famoso cinema al aire libre en la época más calurosa del año.

Si usted visita París no puede faltar ir al Parque de la Villette. Tenga presente que usted podrá conocer éste y otros atractivos de la Ciudad de la Luz, con todo el confort y la seguridad con Mi Paris!

Hacer picnic en Paris es una experiencia única!

Hacer picnic en Paris es una experiencia única!

Grupos de amigos o familias haciendo un picnic durante la primavera y el verano es de las cosas más comunes que podrá encontrarse en Paris. Existen en la ciudad diversos y bonitos parques y espacios públicos que están abiertos para realizar ésta actividad. Si viene a la Ciudad Luz, trate de integrarse a los franceses: pásese por un mercado, compre aperitivos y bebidas, y aproveche de los días soleados.

Para facilitar un poco su elección de dónde hacer un picnic en París, aquí hay algunas buenas opciones.

Dónde hacer un picnic en París?

Tanto el Jardín de Luxemburgo como el de las Tullerías poseen grandes espacios para hacer un picnic. El punto es que, en el primero, los hermosos jardines no siempre son accesibles; y en el segundo, no hay grama. De todos modos, en ambos casos podrá extender un mantel en el piso o utilizar las famosas sillas verdes para sentarse y quedarse todo el tiempo que desee comiendo y/o bebiendo algo.

Otras opciones más tranquilas son los parques y jardines de Buttes Chaumont, Francs-Bourgeois-Rosiers, Cathérine-Labouré o Monceau. Estos parques no son tan conocidos a pesar de sus hermosos espacios lo que permite gozar de más tranquilidad.

Hacer un picnic a orillas del rio Sena es todo un placer y casi una tradición en París. Destacan el Puente Alexandre III, desde donde se puede ver la puesta de sol. Las orillas del Canal Saint Martin también son excelentes opciones para aquellos que quieren descansar, comer algo y hablar con los amigos, mientras admira de un hermoso paisaje.

Algunos lugares son más glamorosos, excelentes para un picnic, pero debido al gran número de turistas y de gente que pasa a todo momento pueden resultar un poco molestos. Un buen ejemplo es Champs de Mars, que se encuentra a los pies de la Torre Eiffel, así como los prados de Trocadero.

Lo que tiene que tener en cuenta al momento de hacer un picnic es definir si lo hace por cumplir un sueño pendiente, si desea compartir de una tarde amena al lado de amigos o si desea simplemente de un momento tranquilo y agradable en Paris. Sea cual sea su intención, Paris le ofrece la posibilidad de encontrar innumerables lugares que le brindan la oportunidad de pasar varias horas contemplando la belleza de su alrededor.

Si hay buen tiempo no lo dude y déjese tentar por esta forma de pasar una linda tarde acompañado de su pareja, amigos o familia.

Rue Mouffetard : Déjese seducir por la cultura francesa !

Rue Mouffetard : Déjese seducir por la cultura francesa !

En París, la Rue Mouffetard (calle Mouffetard) es uno de aquellos lugares en los que vale la pena pasar algún tiempo, realizar una caminata tranquilamente mientras aprecia el ambiente del lugar. Podría parecer ser sólo una más de las encantadoras calles de la Ciudad Luz, con sus tiendas, restaurantes y bares. Pero es mucho más que eso. Ubicada en pleno Barrio Latino, esta es una calle rebosante de cultura francesa, convirtiéndose aún más romántica cuando llega la noche.

¿Qué hacer en la Rue Mouffetard?

Con un aspecto que recuerda más a una ciudad de provincia, la Rue Mouffetard tiene muchos atractivos, que pueden variar de acuerdo al día que vaya. Por eso, acá le contamos algunas de las cosas que podrá encontrar allí.

La parte baja de la Rue Mouffetard es considerada por muchos como la más interesante y auténtica, es el lugar donde se desarrolla la tradicional feria de todos los días, excepto los lunes. Es una forma de poder conocer más de cerca la cultura francesa, lugar de encuentro de los residentes locales, y también encontrará la fromagerie Foucher y sus deliciosos quesos (118 de la Rue Mouffetard).

No puede tampoco dejar de conocer la pâtisserie Carl Marletti, que pertenece a un ex chef del tradicional Café de la Paix, ni el restaurante Lilane cuyo chef Stéphane Guilçou trabajaba en el restaurante Jules Verne (Torre Eiffel). Si quiere comer baguette francesa tradicional, un consejo es ir a la Boulangerie (panadería) Grégoire (69 rue Monge). Muy cerca de se encuentra la Pharmacie et Parfumerie Monge, donde podrá comprar productos de belleza a precios increíbles!

Si prefiere tomarse un té, uno de los puntos que no pueden faltar en la región de la rue Mouffetard es la Maison des Trois Thés (la Casa de los Tres Tés), que cuenta con una bodega impresionante, con diferentes tés, muchos de ellos raros. La sala de degustación está abierta a partir de las 13h (1 rue Saint Médard).

La región cuenta con otros atractivos como la Grande Mosquée (Gran Mezquita), es una hermosa mezquita donde es posible degustar comida típica y té orientales; el Jardin des Plantes, que como su nombre lo indica es una exposición de plantas al aire libre, posee alrededor 3 museos (Museo de Paleontología, Mineralogía y la Galería de la Evolución), y un pequeño zoológico.

La hermosa Rue Mouffetard hace parte de los sitios que podrá conocer con total comodidad y seguridad de Mi Paris !

La primavera en Paris: Cuando todo se ve más bonito!

Primavera en París: cuando todo se ve más bonito

La primavera en París es la estación más esperada del año, pero lo que todos quieren saber es por qué todo el mundo está a la espera de ésta época. De hecho, es medio obvio, la primavera vuelve cualquier lugar en cualquier parte del mundo todo mucho más hermoso. Sólo que en París, además de la magia propia de la primavera, hay varias cosas que podemos hacer en esta estación que no tienen el mismo brillo que si se hacen en otras.

Consulta acerca de qué hacer durante la primavera en París

La temperatura oscila entre los 15°C y 22°C, lo que genera un ambiente propicio para caminar a lo largo del río Sena o incluso hacer un picnic en algún jardín o zona verde, las cuales se encuentran por todas partes de la ciudad. En muchos de estos lugares se ofrecen programación especial, sobre todo para los niños. Los más sobresalientes son el Bois de Vincennes, el Jardin des Plantes, Jardin des Tuileries, Jardin de Luxemburgo y el Parc de la Villette.

Otro aspecto muy agradable de la primavera en París son las terrazas de los cafés,  generalmente llenas de personas que se sientan para contemplar el paisaje mientras degustan algún plato de la cocina francesa, o para tomar una cerveza o una copa de vino mientras leen el diario o algún libro. Así mismo, el estado de ánimo de las personas les cambia, haciéndolas muchos más agradables y abiertas.

Los alrededores de la Torre Eiffel son una constante invitación para hacer una pausa, sentarse, hacer un picnic o quedarse solo descansando viendo pasar el tiempo. El paisaje es hermoso y único, y el clima agradable.

El Canal Saint-Martin tampoco se queda atrás, con sus cuatro kilómetros y medio de extensión. Las actividades que se realizan allí son variadas para niños y adultos de todas las edades, además de contar con muchos bares y restaurantes.

Para los amantes del lujo y el glamour un recorrido por los Campos Elíseos, desde el Arco del Triunfo hasta la Plaza de la Concordia, se disfruta más durante la primavera. Un paseo en bicicleta por la Ciudad Luz también tiene su encanto, es otra manera de recorrer la ciudad, razón por la cual cada vez cuenta con más adeptos entre ellos muchos turistas.

Para tener una idea más clara de cómo la primavera cambia todo en Paris basta con ir al barrio de Montmartre. En primer lugar, porque ésta zona se vuelve más agradable durante ésta época; y en segundo lugar, porque desde allí se logra una vista panorámica de la ciudad, teniendo a nuestra espalda la hermosa Basílica del Sagrado Corazón, que es siempre espectacular.

Mi París podrá llevarlo con total comodidad y seguridad para que conozca la belleza de la primavera en París!

Distrito 13: Mucho más que el barrio chino!

Distrito 13: Mucho más que el barrio chino!

Quizas ha oido hablar del barrio chino de París (quartier asiatique o quartier chinois), que se encuentra en el distrito 13 de la ciudad luz. Es un barrio que puede pasar desapercibido pero que cuenta con más lugares y cosas interesantes de los que se puede pensar. Conozca más acerca de este lado de París y déjese sorprender.

Esta zona también conocida como distrito des Gobelins, está dividida en cuatro barrios diferentes, que son: Quartier de la Salpêtrière; Quartier de la Gare; Quartier de la Maison-Blanche; y Quartier Croulebarbe. Pero el más destacado entre los turistas termina siendo el barrio chino, que antes se encontraba a orillas del río La Bièvre, una verdadera cloaca a cielo abierto (cubierto en 1910).

A mediados del siglo pasado, varias casas y comercio de la zona que era predominado por el comercio de los carniceros y los tintureros, fueron demolidos, dando lugar a grandes edificaciones. Como era una zona un poco alejada del centro de la ciudad, muchas personas locales no quisieron vivir en este sector, el cual fue finalmente ocupado por inmigrantes de Asia, lo que daría lugar a lo que vemos en la actualidad.

Además del barrio chino…

La Manufacture des Gobelins, tradicional fábrica de tapices de Francia, fue creada en 1601 bajo el reinado de Enrique IV y suministró los tapices a los castillos durante el período de la monarquía. Su galería fue renovada hacia finales de la década de 1970 y transformada luego en un espacio de exposiciones.

El barrio de La Butte aux Cailles se considera un lugar aparte en París por su calma durante el día y movimiento en la noche. Era un cerro de molinos de viento que se salvó de la modernización de los alrededores.

Le Batofar, un barco rojo anclado que funciona como un restaurante y una sala de conciertos con capacidad para 300 personas, también merecen ser tenidos en cuenta.  Se encuentra anclado en el río en Port de la Gare, cerca de la Biblioteca Nacional.

Venga conocer la Ciudad Luz con Mi París y  siempre se sorprenderá con toda su belleza e historia.

Paradis Latin: : Una buena opción de diversión para su noche en Paris

Paradis Latin : Una buena opción de diversión para su noche en Paris !

El Paradis Latin, a pesar de ser uno de los cabarets menos conocidos por los turistas, es uno de los mejores espectáculos de París en la noche. El nombre hace pensar que se trata de un espacio dedicado a los espectáculos de bailes latinos, pero es todo lo contrario, sus presentaciones son de gran fidelidad a las tradiciones francesas de vaudeville y el cancán, que llegan inmediatamente a la mente de quien piensa en cabarets.

Además de los espectáculos que son realmente impresionantes, el sitio en sí ya es más que una razón especial para visitarlo. Su historia se entrelaza con el desarrollo mismo de la ciudad de París. Para su construcción se utilizaron partes de las antiguas murallas erguidas por Philippe Auguste al final del siglo XII que sirvieron para proteger la ciudad. Construido por orden de Napoleón Bonaparte e inaugurado en 1803, el espacio originalmente se llamó Théâtre Latin.

Durante la guerra franco-prusiana, el teatro fue parcialmente demolido y la zona perdió mucho prestigio tanto para los franceses como para los turistas. Hasta 1887, en medio de la preparación de la ciudad para la Exposición Universal de 1889, fue que comenzó una gran movilización para reformar toda la región, momento en el cual el teatro fue reconstruido totalmente. La obra fue dirigida nada menos que por Gustave Eiffel (el mismo de la Torre Eiffel), dando forma al Paradis Latin, inaugurado el 20 de enero de 1889.

Ascensión, declive y renacimiento de Paradis Latin 

Las actividades del nuevo cabaret fueron un éxito hasta los años de 1930, cuando la propiedad estaba en bancarrota y el edificio se convirtió en un depósito, el olvido después de un tiempo. En la década de 1970 el espacio fue vendido al empresario Jean Kriegel, que pretendía demoler el edificio. Al comenzar la demolición, fue descubierta una cúpula en el entresuelo lo que dio inicio a trabajos de investigación, lo que produjo de inmediato un cambio radical en su destino. El edificio fue preservado  por su importancia y riqueza histórica, Kriegel se asocia con Jean-Marie Rivière y los dos deciden reabrir el Paradis Latin como lo conocemos en la actualidad.

El espectáculo se caracteriza por ser alegre, colorido y sorprendente. El presentador es el carismático Jean-Louis Pello, quien siempre alterna entre el inglés y el francés. Durante el espectáculo las bailarinas y bailarines utilizan vestuarios que dejan ver sus cuerpos semi-desnudos, manejando la desnudez de una forma muy sutil, lo que vuelve el espectáculo sensual, pero siempre con respeto. Todo el equipo de bailarines  una tiene forma física impecable, lo que hace que todos los números de baile sean imperdibles (incluyendo el famoso cancán!).

Uno de los detalles que marcan la diferencia para los latinos que van a divertirse al Paradis Latin es la presencia de Robertinho, un brasilero muy conocido en París y que es responsable de hacer una conexión entre la audiencia y el presentador. El Paradis Latin también promueve una vez al mes un curso de cancán para aquellos que quieren aprender y practicar un poco de esta danza (es para hombres y mujeres!). El teatro se encuentra ubicado en 28 rue du Cardinal Lemoine, 75005 París.

Este espectáculo lo podrá disfrutar con total confort y seguridad que le ofrece siempre Mi París.

Montmartre : Religión y bohemia en el mismo lugar

Montmartre : Religión y bohemia en el mismo lugar

La zona de Montmartre es uno de los lugares más visitados de París no solamente por los turistas sino también por los mismos parisinos. Esto se debe a que es allí donde se encuentra el punto más alto de la ciudad, Sacre Coeur (Sagrado Corazón), uno de los más bellos y significativos monumentos  para la fe de los católicos que buscan en París fortalecer su fe. Por otro lado, el entorno también es conocido por su ambiente bohemio, debido a que en la zona se concentra un gran número de bares, restaurantes, cafeterías, sex shops y cabarets, entre ellos el famoso y reconocido mundialmente Moulin Rouge (Molino Rojo).

Además, también se pueden encontrar muchos lugares y plazas tranquilas para pasar la tarde, debido a que a su vez es una zona residencial. En una de éstas plazas se encuentra una pared con la frase escrita « te amo », la cual está igualmente escrita en todos los idiomas del mundo. La obra se encuentra en un pequeño parque al otro lado de la plaza, que también cuenta con un carrusel. También es posible que se quede observando a los niños jugar en alguna de las plazas de la zona.

Montmartre

En esta parte podrá encontrar pequeños y encantadores museos y teatros. La colina de Montmartre (Monte de los Mártires) se encuentra al norte de París, a una altura de 129 metros sobre el nivel del mar. Este monumento religioso de París, Sacre Cœur, sorprende a todos no solo por su belleza, sino además por ser uno de los mejores lugares para obtener una vista panorámica de la ciudad. El acceso se puede hacer por las escaleras tradicionales, en autobús o incluso caminando por las curvas y estrechas calles detrás de la colina.

La colina de Montmartre se llama así por ser el lugar del martirio de Saint Denis, el primer obispo de París (en el siglo III), y sus compañeros. Fue también el lugar elegido por San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier y sus compañeros para fundar, en 1534, la Compañía de Jesús (Jesuitas).

La construcción de la basílica Sacre Coeur comenzó alrededor de 1875. La razón aún genera interrogantes. Algunos dicen que fue la forma de pedir perdón a Dios por las faltas cometidas debido a que Francia vivió una guerra contra Alemania y, además,  tenía una relación problemática con el Vaticano. Muchos consideraron estos problemas como un castigo de Dios.

Otros informes indican que el edificio era el pago de una promesa hecha por Alexandre Legentil y Hubert Rohault de Fleury, al hecho que Francia pudo resistir los ataques del ejército alemán en el momento. En 1919 fue consagrada basílica y, desde allí, se convirtió en un lugar sagrado para los peregrinos. Consulte el sitio Mi Paris y conozca éste y otros destino en Paris y Francia con total confort y seguridad.

Sainte-Chapelle (Capilla Santa) en Paris

La Sainte-Chapelle (Capilla Santa) en Paris,

se encuentra en la isla de la ciudad (Île de la Cité), anexo al Palacio de Justicia, que fue la residencia y sede del poder de los reyes de Francia entre los siglos X y XIV. Fue construido entre 1242 y 1248, a petición del rey Luis IX, con el fin de albergar las reliquias de la Pasión, especialmente la Corona de Espinas de Cristo.

En los posteriores años, numerosas reliquias provenientes de diferentes lugares fueron llegando, aumentando aún más la colección de la capilla. La Sainte-Chapelle fue consagrada en el mismo año de la finalización de su obra por el Papa de la época, especialmente la alta Capilla, la Capilla Real y el espacio para la exposición de las reliquias. La capilla baja, dedicada a la Virgen María, fue consagrada por el arzobispo de Bourges.

La Santa Capilla y la revolución

En el período de la Revolución Francesa la Sainte-Chapelle sufrió muchas degradaciones, sobretodo en el mobiliario, como la desaparición de las sillas del coro y el púlpito, y reliquias, que fueron separados. Ya en 1846 y en los años siguientes a la Sainte-Chapelle se le sometió a una restauración, lo que pudo devolverle todo su esplendor.

La capilla inferior está dedicada a la Virgen María, que posee una imagen que se encuentra justo al lado de la puerta de entrada. En la capilla mayor, la arquitectura gótica atrae la atención de todo aquel que la ve. Debido a su importancia, esta parte de la capilla recibió más cuidado por parte de los arquitectos, escultores y pintores, pues allí se guardarían las reliquias.

Además de la hermosa arquitectura, los vitrales también contribuyeron a que la Sainte-Chapelle se convirtiera en un lugar tan admirado. En total, 600 metros cuadrados de vitrales, es considerado el más completo conjunto de arte vitral del siglo XIII. Cuentan la historia de la humanidad desde su creación hasta su salvación por medio de Jesucristo, según lo escrito en la Biblia.

Los vitrales tuvieron que ser totalmente restaurados en el siglo XIX al igual que toda la edificación. Actualmente, la Sainte-Chapelle y la prisión anexa al Palacio de Justicia son los únicos espacios abiertos para el público. Esta Capilla es sin duda un lugar muy especial que podrá conocer con toda la comodidad y seguridad con Mi Paris.

Barrio Latino: Un Simbolo de Riqueza Cultural de Paris

Barrio Latino: Un Simbolo de Riqueza Cultural de Paris es uno de los lugares más visitados. Si quiere visitar varios lugares de interés de relevancia histórica en París sólo tiene que ir a esta zona y se impresionará con toda la riqueza cultural e histórica que allí se encuentra. El Barrio Latino se ubica en el lado izquierdo del río Sena, ocupando un espacio que toma una parte del 5° y 6° distrito.

Este nombre se debe al hecho que era el hogar de un gran número de escuelas y universidades, lo que hizo del latín una lengua predominante durante muchos años. Actualmente, el barrio latino sigue siendo un lugar ocupado por estudiantes y profesores. La zona alberga muchas universidades, dentro de las principales encontramos: Université Paris I Panthéon-Sorbonne; Université Paris II Panthéon-Assas; Université Paris III - Sorbonne Nouvelle; Université París IV-Sorbonne; Université Paris Descartes; Université Pierre et Marie Curie; Université Paris VII-Denis Diderot, etc).

Qué ver en el Barrio Latino

Entre los monumentos que se encuentran en el Barrio Latino se encuentra la hermosa plaza de Saint-Michel, la plaza de la Sorbona, el Panteón, los jardines de Luxemburgo, las Arenes de Lutèce, la plaza de Saint-Julien le Pauvre, el Jardin des Plantes, Jardin Carré y Pasaje Clopin, la Place Monge y el Puente del Arzobispado. En ésta zona también se encuentra el Museo de la Edad Media y el Instituto del Mundo Árabe.

El Barrio Latino es también conocido por su comercio, las librerías tradicionales, restaurantes y variedad de tiendas. En la parte histórica es posible destacar la librería Shakespeare and Co., Gibert Jeune, Librairie Eyrolles, Mona Lisait, Gibert Joseph. En cuanto a los restaurantes, se encuentran Le Comptoir, L'AOC, Le Buisson Ardent, Noura, Les Pâtes Vivantes, L'Epigramme, etc.

Otro aspecto destacado de esta parte de Paris se encuentra en sus panaderías, incluyendo la Maison Eric Kayser que produce la verdadera baguette, como también el pan de nueces y croissant tradicional. Las tiendas de dulces también merecen una visita rápida, especialmente Aup'tit Grec, manakish en Place Monge; Le Bonbon au Palais, Patisserie Carl Marletti, Patrick Roger Chocolatier, fudge Henri Le Roux.

Algunos días de la semana se puede ir a las ferias, que se montan en la Place Monge y Place Maubert Mutualité. Además de esto, vale la pena ir a través de los puestos de libros que están en el río Sena, entre el Pont de Sully y Pont Saint-Michel. Si desea más información acerca de éste y otros destino en Paris y Francia con total seguridad y confort, consulte  Mi Paris.